Falta de combustible retrasa preparación de tierras en Carabobo: “Actuamos o el campo se muere”

Falta de combustible retrasa preparación de tierras en Carabobo: “Actuamos o el campo se muere”

 

Productores agrícolas del occidente de Carabobo denunciaron el escaso despacho y la dificultad para acceder al combustible requerido para las labores del campo.

Por Corresponsalía lapatilla.com





El pronunciamiento lo hicieron en conjunto Jesús “Chucho” Castro, representante de Afocar; Juan González, por Fedenafrut; y Aldemaro Ortega, por Fenaphort.

Indicaron que contabilizan más de 10 días de atraso en la preparación de tierras para la entrada del ciclo norte verano que, aseguraron, tenía que haber iniciado a comienzo del mes de noviembre.

“Este flagelo atenta contra la producción nacional, hemos hecho múltiples esfuerzos de coordinación y solicitud, pero lo poco que recibimos, no cubre (lo requerido)”, sostuvieron.

Precisaron que en los valles altos se cultiva caraota, aguacate, parchita, hortalizas criollas y asiáticas. Destacaron que la parroquia Chirgüa de Bejuma y el municipio Montalbán son zonas que dependen de la agricultura.

Manifestaron que para realizar todas las actividades del campo, los productores requieren alrededor de 500.000 litros de gasoil al mes. “Señor ministro Castro Soteldo (Ministro del Poder Popular de Producción Agrícola y Tierras), 200 litros al mes, o peor, cada tres meses, para un productor es como no darle nada”, dijeron.

Ante esto, pidieron que desde las distribuidoras se aumente el suministro de gasoil. Además, solicitaron al ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Pedro Rafael Tellechea, que todos los productores tengan acceso a los códigos del ministerio para que puedan recibir los despachos de combustible a través de las distribuidoras.

Puntualizaron que en el occidente de Carabobo, que comprende los municipios Bejuma, Montalbán y Miranda, hay más de 400 productores.

Señalaron que en los próximos días realizarán una asamblea para evaluar las próximas acciones ante las autoridades. “O actuamos o el campo se muere”, afirmaron.