Exigen justicia tras 5 años del asesinato de los hermanos Montoya por parte de la antigua Faes en Táchira

Madre de hermanos asesinados por las Faes en Táchira denuncia que en 5 años no han enviado ni siquiera las pruebas de balística

 

 

Paula Gabriela Flores, madre de Yimi Alexander Montoya Flores y Sixto Savier Montoya Flores, asesinados por una comisión de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) el 22 de noviembre de 2018, denunció que en cinco años de haber sucedido el crimen contra sus hijos, no ha llegado la prueba de balística y otras pruebas de elementos importantes del caso, por lo que exige al fiscal general de la República que acelere el proceso de investigación.





Anggy Polanco / Corresponsal lapatilla.com

“Mis hijos no eran delincuentes y les quitaron la vida solo por una venganza, estoy pidiendo justicia. Pido al señor fiscal Tarek William Saab y al señor gobernador que, por favor, que se le dé celeridad al caso”, expuso la progenitora de las víctimas.

A estas alturas, señaló Flores que pese a que las diligencias se hacen, porque se ven reflejadas en el expediente, las autoridades no dan respuesta, mientras tanto los presuntos responsables del crimen, siguen libres.

“Yo sé que eso no me va a devolver a mis hijos, pero sí quiero justicia”, exteriorizó.

Indicó que el caso no ha avanzado, apenas se encuentra en la fase de imputación de dos funcionarios, de un total de 30 que participaron en el allanamiento sin orden judicial a su vivienda, situada en el sector de Pericos, municipio San Cristóbal, y que desenfundaron las armas contra sus dos hijos.

La progenitora también expresó a otras familias que siguen siendo víctimas con casos similares, que no tengan miedo de denunciar, pues en su caso fueron dos el mismo día dentro de su propia casa.

“No es posible que tengamos nosotros que tenerle miedo a los cuerpos policiales cuando se supone que fueron creados para defendernos y cuidarnos”, añadió Paula Flores.

Su hijo Yimi vendía bollitos de mazorca y Savier se dedicaba a trabajos de la construcción y a bajar artículos de chatarra para el lado colombiano. Pero fue después de tener un problema con un vecino, quien lo amenazó de muerte, a los dos días llegó la comisión de la Policía Nacional Bolivariana con su grupo elite Faes y los asesinaron dentro de la vivienda.